DEMOCRACIA PARTICIPATIVA: ¿HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LAS URNAS?

Jaume Blasco