DESARROLLO SOSTENIBLE

Las relaciones entre países ricos, situados mayoritariamente al Norte geográfico, y los países pobres del Sur, se caracterizan por una desigualdad estructural, sin una coherencia ética, ni sostenible. Puesto que el contraste entre un país solidario que provee donaciones de ayuda al sur, al tiempo que con la política comercial dificulta la entrada de los productos a estos países. O que agencias de cooperación realizan acciones de ayuda humanitaria en zonas de conflicto mientras que los ministerios de defensa venden armas a algunas partes involucradas. Pero el mayor nivel de incoherencia es en la agricultura, puesto que es un sector estratégico, tanto por la seguridad alimentaria como por la utilización en zonas políticamente sensibles, como por factores culturales (preservación de zonas rurales, prevención de un éxodo masivo rural-urbano,...). La política agrícola común (P.A.C. a partir de ahora), es una de las más importantes políticas comunitarias, representa cerca de la mitad del presupuesto de la Unión Europea .

Los objetivos son:

Pero, la PAGO, es negativa en los países del Sur, puesto que las empresas agroalimentàries del Norte crecen con las subvenciones, con técnicas ambientalmente insostenibles y inclús poco saludables (caso de las vacas locas al Reino Unido), y en la mayoría de los países del Sur se potencia un medi de supervivencia.

el impacto de la PAGO al sur, actúa como un mecanismo para promover la seguridad alimentaria a Europa, y por lo tanto, entierra la capacidad de algunos países en vías de desarrollo para disfrutar de este derecho. Los objetivos, anteriormente citados, permiten ver la incoherencia entre la política agrícola y la de desarrollo, puesto que a largo plazo, los sectores más vulnerables de la población se verán amenazados por: Competencia injusta entre la producción doméstica y importaciones subsididades de alimentos; Precios en el mercado mundial más bajos para las exportaciones agrícolas de productos de los países en vías de desarrollo; Restricciones injustas para el acceso al mercado de la Uno.E. de las exportaciones agrícolas de los países en vías de desarrollo; Dependencia excesiva de los mercados mundiales para cubrir las necesidades alimentarias domésticas de los países en desarrollo.

Adeudado al papel dominante de la UE en los mercados alimentarios mundiales, la reforma propuesta de la PAGO, con el énfasis en los pagos directos compensatorios y la agricultura de exportación, continuará excluyendo a los productores de los Países en Vías de Desarrollo (PVD) de los mercados y empuñará a los países del Sur a seguir el mismo tipo de políticas, aunque no podan permitir-se otorgar subvenciones a los propios productores. Esto es cierto con respecto a los países que han firmado acuerdos comerciales, con el Convenio de Lomé*, y áreas de libre comercio, con la UE. Esto pondrá en peligro el futuro de la agricultura del campo, que es esencial para garantizar la seguridad alimentaria de los países vulnerables, particularmente de África y Asia. Los perdedores, a Europa y en el mundo en vías de desarrollo, serán los pequeñospequeños y medianos productores y la seguridad alimentaria. Los ganadores serán la agricultura intensiva a grande escalera y las empresas agrícolas internacionales. Pero la agricultura intensiva, por lo general, aporta problemas tales como: la pérdida de biodiversidad ( la variedad de las cosechas se seleccionan por razones comerciales, no por conservar o aumentar la calidad nutritiva, se han perdido cultius nutritivamente valiosos); y la carne animal menos nutritiva (afecta el valor nutricional de la carne, por los factores: crecimiento rápido, falta de ejercicio y selección genética por un aumento de pes. La relación entre grasa y proteínas es nueve veces mayor en los animales criados de forma intensiva que en los criados con métodos menos intensivos).

El tema real que afrontan los que ponen las políticas agrícolas de la UE no es, tanto simple como decidir si se liberaliza o no la agricultura, sino definir un nuevo modelo de producción y comercio agrícola internacional que comporte una distribución justa de los costes y beneficios entre los productores a grande escalera y los pequeñospequeños productores y consumidores -del Norte y del Sur-y que, al mismo tiempo, cumpla una serie de objetivos sociales, de desarrollo y medioambientales.


Fuente de información:

Vacas gordas, vacas flacas.Lo impacto de la política agrícola común en los países del floto. Temas de cooperación-10. Coordinadoa de ONG para el desarrollo. Madrid. 1999.

* Marc para la cooperación al desarrollo entre los 15 estados miembros de la UE y 71 países de África, Caribe y Pacífico. el acuerdo incluye una serie de instrumentos de ayuda, comercio y política y ha estado la plataforma central de la política Europea de desarrollo desde 1975. El convenio actual fue firmado y aprobado al 1990.

 


VOLVER

ÍNDICE

ACTIVIDADES