FICHA TÉCNICA

Dirección: Costa-Gavras
Guión: Costa-Gavras y Jean-Claude Grumberg; basado en la novela "The Ax" de Donald E. Westlake.
Producción: Wanda Vision
Duración: 118 min.
Nacionalidad: Bélgica, Francia y España.
Año de Producción: 2005
Reparto: José García (Bruno Davert), Karin Viard (Marlène Davert), Geordy Monfils (Maxime Davert), Christa Theret (Betty Davert), Olivier Gourmet (Raymond Mâchefer), Ulrich Tukur (Gérard Hutchinson), Yvon Back (Etienne Barnet), Thierry Hancisse (Inspector Kesler), Olga Grumberg (Iris Thompson)

Sinopsis
:Un ingeniero químico que ha trabajado 15 años en una fábrica de papel es despedido, la razón: la fábrica será deslocalizada y todo el personal perderá su empleo. Cuenta con una preparación excelente, así que no duda que pronto conseguirá un nuevo trabajo para continuar con el nivel de vida que tiene con su familia. Tres años después sigue buscando y el dinero de la indemnización se termina. La desesperación lo orilla a formular un plan que le permita convertirse en el director de una gran empresa. La estrategia: eliminar a su competencia.


FICHA DIDÁCTICA

1. Objetivos Pedagógicos


2. Claves de trabajo para el profesorado

Mediante una historia de ficción, los creadores de esta película han inyectado una gran dosis de humor negro a las tragedias cotidianas que hemos conocido sobre los procesos de deslocalización, reestructuración y reorganización de las grandes empresas.

El protagonista de la película no es sólo 'uno más' de los centenares de empleados de la planta que ha sido relocalizada, sino que se trata de un alto ejecutivo, bien preparado, con capacidades y habilidades que pueden ser apreciadas en otras compañías. Sin embargo, esto no le vale para ubicarse pronto en un puesto de trabajo Durante tres años busca insistentemente una oportunidad que le permita mantener el nivel de vida que llevaba junto con su familia, pero el esfuerzo no rinde frutos. Las reorganizaciones y deslocalizaciones abundan, reduciendo los puestos, además existen muchos otros profesionales preparados que también pueden ocupar las plazas a las que él aspira.

Bruno Davert, el protagonista, está convencido de que la situación por la que atraviesa es culpa de los accionistas y grandes directivos que toman las decisiones de reubicar las empresas, pero considera imposible ir en contra de ellos. La única alternativa que ve viable es la de eliminar a su competencia directa, los ejecutivos que ocupan o pueden ocupar el puesto que el necesita. La considera una guerra por la supervivencia, debe "matar a los enemigos".

Es importante que al momento de comentar la película se profundice con visión crítica cada uno de los pasajes, discernir entre ficción y realidad, sopesar lo que la historia intenta hacernos ver. Resaltar que a la mayoría de las escenas violentas le acompañan hechos o reflexiones del protagonista que están más cercanas a la realidad, a una vivencia cotidiana del desempleo, que puede ser igual de desgarradora que los crímenes que comete Bruno.

El modelo de competitividad extrema para acceder a un empleo y las consecuencias que éste tiene en el comportamiento de una persona es el principal tema de reflexión a lo largo de la película. Las entrevistas de trabajo, la ilusión y el desencanto de cada proceso, el envío masivo de currículos, etc., hacen mella en la moral del protagonista. Tanto que su propia ética pierde sentido y comienza con los asesinatos.

Una consideración importante es la que el mismo Bruno hace después de charlar con algunas de sus víctimas y es que resalta la dimensión humana de sus 'competidores', les reconoce como parte de un 'clan', compañeros de oficio que ahora se han vuelto unos contra otros. "Deberíamos unir fuerzas y no pelearnos por las migajas", murmura.

Además de la impotencia, desesperación y rabia, Bruno también vive un gran sentimiento de soledad, siente que no cuenta con el apoyo de nadie, él solo debe recuperar un empleo y después recuperar todo lo que conlleva: la estabilidad de su familia, la relación con su esposa, su modelo de vida. Es clara esa concepción del protagonista cuando dice: "Al arrebatarme mi trabajo acabaron con mi vida, ¿quién soy yo sin trabajo?".

Pero como se ve en la película las consecuencias del desempleo de Bruno no sólo afecta al protagonista, sino que envuelve a toda la familia. Los problemas de comunicación se acentúan y muchas de las comodidades a las que están acostumbrados en casa comienzan a ser canceladas. Marlène, la esposa, debe emplearse en diferentes trabajos y Maxime, el hijo, es acusado de robo de una tienda de software. Frente a esto Bruno idea un plan para librar a su hijo de la cárcel, haciendo cómplice a toda la familia en un contexto ético muy relajado.

Muchas escenas de la película están enmarcadas por una omnipresente publicidad de artículos de consumo; relojes, coches, electrónicos, etc. Vale la pena reflexionar sobre el mensaje de esta repetida circunstancia: el entorno hace pensar a cualquier persona en la necesidad de adquirir objetos, consumir. Quien no tiene trabajo, no tiene ingresos. Por lo tanto no tiene el poder adquisitivo de los que sí lo tienen y pueden mantener un alto nivel de consumo.


3. Elementos de debate

Siguiente