Un nuevo planeta, ¿unos nuevos derechos?

Un buen complemento al ¡Globingo!, pensado para chicos y chicas más mayores, consistiría en imaginar una nueva declaración para un nuevo país.

DESARROLLO:

Imagina que se acaba de descubrir un nuevo planeta que tiene, aproximadamente, las mismas características físicas (entorno) que la parte del planeta Tierra en la que vivimos. El planeta está aún deshabitado y el grupo-clase forma parte de la pequeña colonia de seres humanos de diferentes países de la Tierra destinados a colonizarlo.

Hay que discutir los puntos siguientes y tomar decisiones al respecto:
— ¿Cuáles son las necesidades básicas que debería satisfacer y/o reconocer cualquier gobierno que se estableciese?
— ¿Qué garantías básicas sobre sus derechos desearían o necesitarían sus habitantes?

La actividad podría continuar, optativamente, comparando las decisiones recién tomadas con la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Al comparar, los puntos a considerar serían:
  1. ¿Hay derechos de la Declaración Universal que no se han seleccionado para el nuevo planeta? En caso afirmativo, enumerarlos y razonar la respuesta.
  2. ¿Se han expresado de forma diferente? ¿Por qué?
  3. ¿Qué mecanismos y procedimientos serían necesarios para asegurar el respeto de estos derechos a nivel planetario?
  4. Dado que los colonizadores se encontrarían con un planeta virgen, ¿qué derechos ambientales deberían tenerse en cuenta y qué haría falta para hacerlos respetar?

    página anterior