2. El Nuevo Orden Económico Internacional:
la historia de Tritonia y Nortonia.

PREPARACIÓN:

Hay que situar históricamente, de forma rápida, el nacimiento de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos, así como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales: el mundo bipolar surgido de la II guerra mundial, el movimiento descolonizador (entre 1948 y 1973 mil millones de seres humanos consiguieron la independencia política), la aparición del Tercer Mundo, las relaciones entre la aparición de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio, la Energía y el Desarrollo), el desencanto por su ineficacia y la crisis del petróleo de 1973, etc. Se acaba introduciendo la resolución de Naciones Unidas sobre la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional (1973).
Una vez llegados a este punto, se lee el siguiente relato, extraído de Mosca/Aguirre, Derechos Humanos, Montevideo, 1985, págs. 188-9:

Tritonia y Nortonia

En un lugar del planeta existe un pequeño país llamado Tritonia. Son gente dedicada, sobre todo, al cultivo del banano y del café. Tritonia es rica en petróleo y en metales.
Sus productos se venden a un país vecino, llamado Nortonia. De allí llegan los vehículos, los aparatos eléctricos, la maquinaria y, en general, productos elaborados con materias primas vendidas a Nortonia por Tritonia.
En Tritonia hay también algunas industrias. Las principales, sin embargo, pertenecen a los nortonios.
Los productos que Tritonia exporta son baratos. Los que importa son caros.
Nortonia y Tritonia se consideran países amigos. Nortonia envía ayuda a Tritonia y le hace préstamos para la construcción de carreteras, hospitales y escuelas y para dotar al ejército con armas modernas.
La situación de las gentes de Tritonia se ha hecho cada vez más difícil. Un día resolvieron organizar un paro cívico. Esto fue considerado como un acto subversivo. De Nortonia llegó ayuda militar, para defender la «democracia» y la «libertad».
Los países vecinos se han enterado de estos sucesos, pero no han hecho nada, porque no deben intervenir en los «asuntos internos» de otro país.



COMENTARIO:

Al terminar la lectura se abre una reflexión ayudados por preguntas como éstas:
— ¿Cuál es la relación entre Tritonia y Nortonia?
— ¿Qué funciones tiene Tritonia para Nortonia y Nortonia para Tritonia?
— ¿Cuál es la situación económica y política de Tritonia con relación a Nortonia?
— ¿Qué podemos pensar de los países vecinos?
— ¿Qué relación tiene la situación descrita en el relato con nuestra realidad cotidiana?
— ¿Conoces alguna Tritonia o Nortonia reales?
— (...)

Opcionalmente puede pensarse, para motivar aun más a los/as alumnos/as, el realizar a continuación la dinámica de los cubos (ver La alternativa del Juego I, Los libros de la Catarata, 1995).

página anterior