Prostitución

Hay tráfico de niñas vendidas para la prostitución convirtiéndose en reclamo del turismo sexual en las rutas internas de Tailandia, y en las rutas de Birmania a Tailandia, de Nepal a India y de Vietnam a Camboya. También en las rutas de América Latina a Europa y Oriente Medio, de Bielorusia y Ucrania a Hungría, Polonia y los estados bálticos o Europa occidental, de Filipinas y Tailandia a Australia, Nueva Zelanda y Taiwan, y del Sureste asiático a Japón y Hawaii. Las niñas son vendidas a menudo por sus padres. Son arrancadas de áreas rurales a ciudades o a nuevos países, donde se enfrentan a una vida de violencia y peligro excepcionales. Los clientes e intermediarios las violan a menudo, y las someten a formas extremas de abuso físico y psicológico. Tienen un alto riesgo de contraer el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual y de tener embarazos involuntarios.